Archivo para mayo, 2016

El Pequeño Problema

Posted in Uncategorized on 11 mayo, 2016 by armando1506

Vaya que esta vez no se como reaccionar, creo que me eh encontrado de frente con un problema.
Quizá sea uno de esos grandes de los que la gente siempre está hablando, o alguno de esos que ocupan la mente de muchos al mismo tiempo. Lo que sucede es que en realidad no se si es o no es un problema, y si lo fuera sería uno de los pequeños. De esos que no incomodan a nadie mas, tan solo a la persona que los piensa.
Y vaya que me afecta, en esos momentos de furia y bruma en los que no se puede dicernir con claridad, en esos momentos donde se necesita un apoyo especial, pero vaya que no existe ese apoyo. Y después de sufrir en la agonica soledad, ésta se comienza a aminorar y poco a poco se desvanece creando solo un recuerdo. Pero cuando uno llega alto o por lo menos mas que al inicio se desea compartir de nuevo, aunque ésta vez es alegría el resultado es el mismo, una soledad aun en el triunfo.
Pero que esta sucediendo ahora?. Si todo iba mejorando por que de pronto no hay con quien compartir estas sensaciones?. y eh allí que el pequeño problema es depositar demasiado pensamiento, demasiada vida en las personas. Ellas no lo merecen, quizá por un momento sea lo mas grandioso compartir con alguien las historias de la vida, pero en algún momento se cansaran y voltearan a ver lo siguiente en la lista de lo efímero. Dejándote a ti con los sueños y penas acumulados.
Y ese es el pequeño problema, vivir saturado de emociones.

Anuncios

Dos Mundos

Posted in Amor, Mi sentir, Pensamientos on 9 mayo, 2016 by armando1506

Ella está en el centro de aquel bar, bailando sin música audible, al parecer ella escucha algo mas allá de los sonidos, quizá siente la música y ello la obliga a bailar con aquella sonrisa ingenua en su rostro, con los ojos cerrados y tambaleándose como si fuera a perder el equilibrio en cualquier momento, su larga cabellera colgando sobre sus hombros mientras su cabeza se mueve de lado a lado, como escuchando una dulce melodía. Ella tan perfecta en esos simples movimientos representando más pasión que cualquier otra persona, y yo desde mi mesa solo la puedo admirar entre la cortina de humo que sale de mis pulmones y del sabor a corcho que emana de mi aliento producto de un whiskey bastante extraño.
La admiro y mientras lo hago creo en mi mente una dulce conversación, midiendo las palabras que podrían hacer una platica con aquella mujer perfecta, pero mis palabras son escazas y así termina un día más sin poder hablarle, un día más sin que ella sepa que este tonto la mira a través de los cristales del amor.
Cuando pensaba en retirarme, mi corazón bailo al ritmo de aquella música inaudible, quede sumergido en su mundo perfecto, pude ver aquello y no estaba consiente de lo que estaba ocurriendo con mis pensamientos, no había nada mas que aquel momento, y no supe que estaba en la perfección sino hasta que regrese a la realidad. Y ella estaba mirándome a los ojos con gran sorpresa, parecía escudriñar mi rostro mientras me preguntaba con una sonrisa en los labios ¿Lo has entendido?. Después de aquella simple pero profunda pregunta lo único que pude hacer fue tomarla en brazos y huir de aquel bar.